Consejos para el mantenimiento correcto de puertas automáticas

El mantenimiento correcto de puertas automáticas es fundamental para que la vida útil de estos mecanismos se prolongue tanto como sea posible. Descubre en este post los 4 consejos para que tus puertas automáticas permanezcan en buenas condiciones.

Mantenimiento correcto de puertas automáticas: esto es lo que debes tener en cuenta.

El mantenimiento correcto de puertas automáticas, siempre debe ser realizado por una empresa con técnicos profesionales, es fundamental para que la vida útil de estos mecanismos se prolongue tanto como sea posible. Debemos pensar que son dispositivos sometidos a un trabajo continuo, se abren y cierran docenas o cientos de veces cada día, además de estar expuestos a todo tipo de eventualidades: golpes de vehículos, desgaste de los elementos, plagas, posibles actos vandálicos… Así pues un buen mantenimiento realizado por Mercadock, sin duda nos ahorrará dinero a largo plazo.

En el Código Técnico de la Edificación (Orden VIV/984/2009 y UNE-EN-12685-2002+A1-2009) se establece la obligatoriedad de efectuar mantenimiento preventivo en las puertas industriales.

Es importante recordar que dependiendo de en que tipo de ubicación están instaladas, algunas puertas automáticas, como las puertas industriales, pueden presentar ciertas particularidades de mantenimiento o una supervisión más estrecha. No obstante hay una serie de pautas que son comunes a todas ellas y que nuestros técnicos de Mercadock, las conocen a fondo.

Consejos generales para el mantenimiento correcto de puertas automáticas.

Si queremos que nuestras puertas automáticas permanezcan en buenas condiciones para realizar su trabajo durante tanto tiempo como sea posible, esto es lo que debe ser revisado:

1. Mantenimiento del motor. El motor de las puertas automáticas es verificado y se comprueban las líneas de entrada/salida.

2. Revisar cables y mecanismos. Nuestros técnicos revisan cables y mecanismos de seguridad, incluyendo cuadro de control, relés, fotocélulas, bandas de seguridad, etc., en busca de posibles desperfectos, golpes o daños causados por roedores, por ejemplo.

3. Limpieza adecuada de la puerta. Por supuesto, la suciedad, polvo adherido, grasa antigua y porquería ambiental que se encuentra en las guías y ruedas, es uno de los principales enemigos de los mecanismos, se eliminará todo ello, lubricando en los puntos necesarios con el producto adecuado.

4. Controlar el nivel de humedad. Junto con la suciedad, la humedad es otro de esos problemas que puede reducir la vida útil de nuestra puerta automática y en realidad de cualquier equipamiento logístico. El nivel de humedad en las instalaciones ha de ser controlado y si no es posible mantenerlo bajo, recomendaremos revisar las puertas con mayor frecuencia.

Ahora es su turno. Como puedes ver Mercadock, por un importe reducido, te ofrece la tranquilidad de tener tus puertas automáticas y equipos logísticos funcionando correctamente y que puedas centrarse exclusivamente en tu negocio.

94 495 99 11
Menu
Mercadock